Académica UAEM gana Premio APIN 2018 del Instituto de Nutrición y Salud Kellogg’s

Comun 724 (1)Reporte/eje19

Toluca, Méx, 29 de agosto de 2018. -Por segunda ocasión, Patricia Vieyra Reyes, profesora e investigadora de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma del Estado de México, ganó el Premio APIN -Apoyo a Proyectos de Investigación en Nutrición-2018 del Instituto de Nutrición y Salud Kellogg’s, por su trabajo de investigación sobre la relación entre la dieta y la conducta humana.

            Por el Premio APIN, que reconoce anualmente a cuatro investigadores mexicanos con financiamiento para el desarrollo de investigación comprometida con la salud de la población, participaron este año autores de 140 trabajos.

            En entrevista, la universitaria detalló que la microbioma o microbiota, anteriormente conocida como flora intestinal, es decir, los microorganismos que habitan en nuestro aparato digestivo, producen hormonas y neurotransmisores que, al viajar por el torrente sanguíneo y llegar a las conexiones cerebrales, regulan la conducta humana.

La titular del Laboratorio de Neurofisiología de la Conducta de la UAEM indicó que su trabajo de investigación “Identificación de la microbiota intestinal pre y post cirugía bariátrica y su asociación con conectividad cerebral, perfil psicopatológico y habilidades cognitivas” tiene como propósito conocer las causas de los cambios de comportamiento de personas que padecen obesidad mórbida.

La integrante del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) destacó que a nivel nacional e internacional existen pocos análisis de la relación de la microbiota con el comportamiento humano, a pesar de lo importante que es conocer los vínculos de los neurotransmisores con conductas como la depresión, la ansiedad e incluso, el alcoholismo.

De igual manera, abundó, tiene como objetivo saber si la cirugía de puente o bypass gástrico que se realiza a personas con obesidad mórbida para reducir el tamaño del intestino produce cambios en el comportamiento de las personas, ya que la microbiota sí reporta cambios tras la intervención.

            Con el Premio APIN 2018 también fueron reconocidos investigadores del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, la Universidad Autónoma de Querétaro y la Universidad Autónoma de Guadalajara.