Observando / ¿La corrupción, fingen no verla?

pepe toñoPor: Pepe Toño

  • Lo contrario a la corrupción es la transparencia
  • Todos conocen la corrupción
  • Los gobernantes, fingen no verla
  • Para realizar un trámite, sirve

Cada año, Transparencia Internacional (TI), cuya sede se encuentra en Berlín, elabora un “Informe sobre la percepción de la corrupción”, con una evaluación en una escala de 0 a 100, a través de la cual se clasifican los  países, que va del más virtuoso a más corrupto.

Ese trabajo se basa en los datos recogidos por 12 organizaciones internacionales, entre ellas el Banco Mundial, el Banco Africano de Desarrollo y el Foro Económico Mundial. México en niveles críticos de corrupción en el mundo, este país tiene niveles similares a los de Filipinas, Armenia y Mali, asimismo agrega que Trinidad y Tobago, Jamaica, Panamá y Colombia tienen mejores evaluaciones.

Dinamarca es el país menos corrupto dentro de la lista de 168 países evaluados durante 2015 por TI, mientras que Corea del Norte y Somalia se ubican entre los más corruptos.

México obtuvo 35 puntos en el Índice de Percepción de la Corrupción 2015, publicado por TI, una escala que va de cero (altos niveles de corrupción) a 100 (bajos niveles de corrupción), con lo que se mantuvo sin cambios en comparación con los resultados de 2014. El informe anual de TI establece una clasificación de 168 países  en 2015, a través de una escala de 0 a 100 puntos, que encabeza Dinamarca como el país menos corrupto, mientras Corea del Norte y Somalia los más corruptos.

Después de Dinamarca, los países menos corruptos por orden descendente son Finlandia (90 puntos), Suecia (89), Nueva Zelanda (88), Holanda (87), Noruega (87), Suiza (86), Singapur (85) y Canadá (83), mientras Alemania, Luxemburgo y Reino Unido (81)…México (35).

La incidencia de corrupción por cada 100,000 habitantes fue de 24,724 en San Luis Potosí, que encabeza la lista; le siguen el Distrito Federal y el Estado de México.

AL INTERIOR EN MÉXICO

A nivel Nacional y de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 2013 San Luis Potosí, el Distrito Federal y el Estado de México fueron las entidades más corruptas del país. La Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (ENCIG) midió las experiencias de la población al enfrentar una situación de  corrupción. Cabe aclarar que el tipo de corrupción que se abordó en la ENCIG es la que se genera en la realización de trámites, solicitudes de servicios y otros contactos con servidores públicos.

De acuerdo con la encuesta, por tipo de trámite, el de mayor porcentaje de experiencias de corrupción fue el contacto con autoridades de seguridad pública que registró un  50.6%, seguido del de permisos relacionados con la propiedad, con un 24.8%.

Por primera vez en el país, una encuesta que aborda el tema de la corrupción en el sector público proporciona la tasa de prevalencia e incidencia, es decir la proporción de población que tuvo contacto con un servidor público y vivió una experiencia de corrupción.

En este sentido, la ENCIG estima que la prevalencia de corrupción fue del 12.1%; mientras que la incidencia de corrupción por cada 100,000 habitantes fue de 24,724, cifra que expresa el total de experiencias de corrupción registradas en pagos, trámites y solicitudes de servicios públicos, así como otro tipo de contactos con servidores públicos durante 2013.

A partir de la ENCIG se estima que a nivel nacional, la tasa de incidencia de corrupción por cada 100,000 habitantes es de 24,724. Y las 10 entidades más corruptas de acuerdo con el INEGI son: San Luis Potosí, Ciudad de México, Estado de México, Chihuahua, Quintana Roo, Tabasco, Jalisco, Tlaxcala, Michoacán y Oaxaca

La corrupción política se refiere al mal uso del poder público para conseguir una ventaja ilegítima, generalmente de forma secreta y privada. El término opuesto a corrupción política es transparencia. Por esta razón se puede hablar del nivel de corrupción o de transparencia de un Estado

Todos los tipos de gobierno son susceptibles de corrupción política. Las formas de corrupción varían, pero las más comunes son el uso ilegítimo de información privilegiada, el tráfico de drogas, el patrocinio, y también los sobornos, las extorsiones, los fraudes, la malversación, la prevaricación, el caciquismo, el compadrazgo, la cooptación, el nepotismo, la impunidad, y el despotismo.

Hablar de corrupción y de ejemplos nunca terminaría, pero si algún adulto no sabe que es, es porque no denunciado; un niño no sabe que es pero lo aprenderá cuando sus mismo padres lo sobornen para dormir, tomar medicamentos y otras cosas más. Muchos políticos se comprometen a evitar el hecho, pero no a exterminarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.