Es Sor Juana Inés de la Cruz, icono mexiquense que luchó por la igualdad de género

Reporte/eje19

Tepetlixpa, Méx, 8 de marzo de 2020. No hay mejor referente que Sor Juana Inés de la Cruz, escritora orgullosamente mexiquense, para ejemplificar el carácter y la determinación que se necesita para pelear por lo justo a pesar de las adversidades.

En el marco el Día Internacional de la Mujer, oportunidad para reflexionar acerca de la importancia de las féminas en todos los ámbitos que componen la sociedad, Judith Peña, Directora del Centro Regional de Cultura “Sor Juana Inés de la Cruz”, explicó, por medio de la Décima Musa, que el movimiento por la igualdad tiene cientos de años de lucha.

“Juana Inés, mujer emblemática nacida en el Estado de México, la tierra que la vio nacer, crecer y desarrollar su amor por las letras, se honra en ser la cuna de la llamada Décima Musa y Fénix de América, por ser la fémina más ilustre de la literatura novohispana y por su aportación de pensamiento libre y equitativo, no sólo en la mujer mexiquense sino también en la sociedad mexicana y comunidad internacional. Su legado literario e histórico, se esparce más allá de nuestro territorio nacional”.

La obstinación de Juana Inés la llevó por el camino de la literatura, donde encontró un mar de conocimientos, que le permitieron desarrollar un pensamiento crítico y libre, dejando un legado único como el poder de la escritura.

“Llegó a constituir una biblioteca de aproximadamente 4 mil libros de los cuales desafortunadamente tuvo que deshacerse, pues con lo recaudado de la venta de estos libros, ella pudo ayudar en aquel entonces a sus hermanas enfermas.

“Juana Inés, con sus letras, cautivó primeramente a la Corte Virreinal y esa cautivación sigue imperando hasta nuestros días, sobre todo con sus obras, las que hablan de amor y libertad, la libertad de pensamiento. Juana Inés nos ha dejado un gran legado, ese legado tiene que ver con el poder de la escritura”.

Los libros, el papel y la pluma fueron sus mejores armas, las cuales le permitieron en muchos casos defenderse de las críticas patriarcales que imperaban en la época, tal es el caso de la Carta Atenagórica, en la que defiende su derecho al conocimiento sin importar su condición de mujer.

“Juana Inés tuvo la inteligencia de combatir el patriarcado de su época, pues ella consideraba que la libertad de pensamiento tenía que ser equitativa en hombres y mujeres.

“Bajo este pensamiento de libertad, Juana Inés escribe la Carta Atenagórica, que es una respuesta al sermón del Padre Vieira, en el cual ella hace alusión al pensamiento libre”, indicó Judith Peña.

La vida y obra de esta mujer que supo sortear las condiciones que favorecían en su totalidad al sexo masculino, se puede revivir en el recientemente renovado Centro Regional de Cultura, ubicado a cinco minutos de la cabecera municipal del municipio de Tepetlixpa en el Estado de México.

En este sitio, donde habitó Sor Juana, imparten talleres de lectura, de artes plásticas y de cocina con las recetas originales de la Décima Musa, así como presentaciones de libros, conferencias y una variedad de actividades artísticas en el Foro abierto “El Caracol”.

La biblioteca que lleva su nombre, cuenta con una extensa bibliografía, que habla sobre su vida y obra, la cual está a disposición de las y los visitantes para su consulta.

El Centro Regional de Cultura “Sor Juana Inés de la Cruz” está ubicado en Circuito Sur Sor Juana Inés de la Cruz s/n, Col. Casco Urbano, Delegación San Miguel Nepantla, Tepetlixpa, Estado de México. Tiene horarios de atención al público, de martes a sábado de 10:00 a 18:00 horas, y domingo de 10:00 a 15:00 horas.