Esquina Oriente / El vació de poder del PAN en el 2014 en Edomex…

columnapoloesquivelPor Polo Esquivel

 

  • El vació de poder del PAN en el 2014 en Edomex, muestra clara de su crisis
  • Los sedientos de poder han trastocado los liderazgos partidistas del PAN y PRD

El vació de poder de más de ocho meses que le costó al Comité Estatal del PAN en el estado de México le está costando levantarse. No ha sido fácil, mucho menos cuando la crisis que vivió en el 2013 en la elección de la nueva dirigencia estatal fue caótica y con riesgo de que los panuchos desaparecieran del escenario político durante el 2014.

Sin embargo, luego de llegar a los acuerdos respectivos, de negociar con los diferentes grupos, pero principalmente con los dos contendientes, uno de ellos encabezado por Ulises Ramírez Núñez, líder del Grupo Tlalnepantla, quien presuntamente vende candidaturas,  y de los Bravo Boys, de Alfonso Bravo Álvarez Malo, lograron que se sentará en la silla de la dirigencia estatal a Oscar Sánchez Juárez, quien fue muy criticado por haber declarado ser fans de Adolfo Hitler.

No obstante esta rebatinga, tal parece que no le ha caído el veinte a su dirigente por que no puede mover sus piezas sin el consentimiento de Ulises Ramírez, es decir se encuentra maniatado a la decisión del coordinador de la fracción parlamentaria del PAN de la LVIII Legislatura. Lo cierto es que en la nominación de precandidatos a diputados federales, Oscar Sánchez nada pudo hacer y seguramente nada hará para elegir a los suspirantes a las 125 alcaldías y 45 diputaciones locales..

Sin embargo, la situación sigue grave, es decir, sino hay acciones concretas para quitar de la canasta las manzanas podridas a todas les va a ocurrir lo mismo. Pero a quien le beneficia que al interior del PAN haya disputas?. Seguramente al Partido de Andrés Manuel López Obrador y al propio PRI, porque la crisis de credibilidad que vive el blanquiazul a nivel nacional también la padece el PRD y seguramente repercutirá con votos en contra  y a favor del tricolor y de Morena.

A pesar de crisis que sufrieron los blanquiazules durante más de ocho meses y que aún no han logrado del todo limar asperezas. Hoy sufren otra crisis la que se vive a nivel nacional con el pleito casado que traen los calderonistas y los maderistas quienes luchan por el poder de la dirigencia. Muy lamentable que los panistas sufran esta crisis de credibilidad con los mismos hombres que llegaron al poder e incluso ganar la Presidencia de la República durante dos sexenios y que ahora por cuestiones de fuerza toquen el suelo y se enfrenten en el lodo frente a muchos mexicanos que creían en su partido.

¿Pero y en el PRD?. ¿También sufre su crisis de liderazgo? Al igual que el PAN encabezados por Gustavo Madero que amenaza con expulsiones y castigos para los disidentes de su dirigencia. Vaya por éste político chihuahuense que se obsesiona por el poder. Esta necesidad le costará muy caro a los panuchos. En el PAN, el ajuste va dirigido contra el ex presidente Felipe Calderón, quien incluso afirmó que habría otras opciones políticas. ¿A qué se referirá con eso?

Pero entre los perredistas también hay malos ejemplos los Chuchos se han endurecido contra los que no son sus incondicionales y que han dejado el partido, desde Cuauhtémoc Cárdenas, y su devastadora crítica a la actual dirigencia, hasta Alejandro Encinas, al que ahora quieren arrojar de la bancada y el mismo coordinador, Miguel Barbosa. La verdad es que no ha ni a quién creerle. ¿O Sí?. Mientras tanto, el PRI y Morena el futuro es diferente hacia las próximas elecciones sin divisiones, ya que ambos, pese a lo que digan sus críticos, tienen un liderazgo fuerte: en el primero, Enrique Peña Nieto, y en el segundo Andrés Manuel López Obrador, que llevan como operadores, a los presidentes de sus respectivos partidos, César Camacho, en uno, y Martí Batres, aunque hay algunas disidencias en ambos partidos sus inconformes se disciplina y aguantan lo que sea necesario, entre ese aguante están las humillaciones para que quiera obtener algún cargo de elección popular. El factor de unidad es el liderazgo fuerte, que al menos ni en el PAN y PRD se observan.

Bueno, pero ya pasando a acciones más efectivas y que para quienes se pelean por el poder quizá les sirvan algunos datos para que dejen de hacerse los mártires. Las encuestas muchas de las veces no son un parámetro, pero si demuestran el interés ciudadano a la hora de elegir a sus candidatos. Por ello, la última encuesta realizada por la empresa Parametría y  publicada en el Periódico el Financiero a mediados de este mes señala que la “preferencia efectiva” de los electores, esto es, eliminando a las personas que no respondieron o que contestaron “no sé” o “ninguno”, dos partidos prácticamente están empatados en primer lugar: el PRI con 31% y el PAN con 27%. Abajo, también en la “preferencia efectiva”, empatan tres partidos: el PRD con 12%, el Verde con 10%, y Morena con 10%. Nueva Alianza y Movimiento Ciudadano, con 3% cada uno, apenas conservan su registro. Lo pierden el PT (2%), el Partido Humanista (1%) y Encuentro Social (1%). Bueno ahí está el mensaje para quien decida tomarlo como ejemplo.

Finalmente hay que decirlo que faltas cuatro meses y días para el proceso electoral del 7 de junio y aún parece que no hay acuerdos para llegar a unas elecciones donde los mexicanos decidan quién nos gobernará en los próximos tres años. Mientras no exista unidad, convicción y trabajo partidista ninguno que compita para obtener un cargo público se hará acreedor a él mientras no convenza y hable con la verdad, porque una cosas son los hechos y otra los discursos y la verdad, los mexicanos estamos hartos de lo segundo. Hasta mañana y ojo cuídese de los desertores que quieren ganarse un cargo a costa de los ….. que les regalan su voto a cambio de una despensa. Comentarios aesquiveljesus30@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.