Horizonte Mexiquense

columnaluismiguelloaizaPor Luis Miguel Loaiza

* Cinco años de cárcel a quienes impartan clases sin permiso oficial

*Campaña mediática contra Antorcha Campesina: Violencia propiciada a la vista

* Coacalco trabaja bien pero…

La reforma educativa aprobada la semana pasada en el Congreso local en su Quinto Periodo Extraordinario de Sesiones tiene varias lecturas, pero independientemente de la “buena voluntad” para regularizar las llamadas “escuelas patito”, se avecina un histórico problema que desencajaría en violencia y detrimento de la imagen gubernamental, esto es que miles de alumnos podrían quedar varados en su enseñanza, pues la nueva iniciativa plantea encarcelar CINCO AÑOS a maestros que no cuenten con el permiso oficial para impartir clases.

De acuerdo al legislador Octavio Martínez Vargas, la autoridad podrá detener infraganti a quienes usurpen las funciones de profesorado y es un delito que se sigue de oficio, lo que agrava la pena de quienes se dediquen a esta labor de enseñanza.

El trasfondo, bien se sabe, que se trata de una persecución hacia las organizaciones sociales que se atrevieron a construir escuelas que funcionan en zonas de pobreza y en municipios agrícolas, donde el Estado no ha podido construir planteles por bajo presupuesto o por no estar dentro del proyecto de gobierno en turno.

Según indicó Martínez Vargas hay cerca de 700 escuelas en esta situación y, por ende, se calcula que varios cientos de personas enseñan lo básico a alumnos que no tienen oportunidad de acudir a una institución pública oficial.
Lo que queda a los profesores no oficiales es no acudir más a impartir clases, so pena de caer en la cárcel hasta por cinco años.

Lo cierto es que se avecinan tiempos más difíciles que lo cotidiano pues una de las organizaciones sociales más perseguidas será precisamente Antorcha Campesina, organización que mantiene vínculos con el presidente Enrique Peña Nieto en lo que se conoce como “El Pacto del Voto Verde”,concretado en la mega concentración de campaña del ahora presidente en el Estadio Azteca durante la campaña proselitista de éste.

Antorcha tiene aproximadamente 200 mil afiliados en 20 Estados de la república mexicana y concretamente en el Estado de México mantiene control en dos municipios mexiquenses y un sinfín de escuelas, entre ellas la ubicada en Nexquipayac, municipio de San Salvador Atenco.

Además de la persecución en el rubro educativo, en estos días se desató una campaña mediática de las organizaciones del transporte afines al gobierno estatal contra los ramales de Antorcha lo que derivaría de una violencia de graves consecuencias y una mayor pérdida del control en el gobierno.

Como dirían los cronistas de box: Hay tiro a la vista y la escaramuza se politizará en una medición de fuerzas entre los protegidos de Manlio Fabio y los peñistas, es importante dar seguimiento a lo que pretende ser una apoteótica batalla por el control del Estado de México donde los únicos perdedores seremos los mexiquenses.

En otro tema, en Coacalco se anuncia una mega jornada de reforestación de la Sierra de Guadalupe en lo concerniente a la parte que le corresponde a la Casa de la Serpiente, según se dio a conocer en conferencia de prensa.

En esta jornada participarán organizaciones sociales, industriales, servidores públicos y población en general y se pretende restaurar las hectáreas que fueron arrasadas hace tiempo por los reiterados incendios forestales, buena labor, solo faltaría que el presidente municipal David Sánchez Isidoro pusiera un poco de atención en cumplir las normas de la ley de acceso a la información, pues su página no cumple con los requerimientos, amén de una pésima información y peor diseño, lástima de buen trabajo del alcalde y que no se exprese en la página oficial del ayuntamiento, pero bueno de todo hay en la viña del señor, habrá que saber quiénes son los viñeros…Y YA.

(19 de Julio 2013)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.