Industriales de la Masa y la Tortilla esperan signar Acuerdos con autoridades para mantener precios bajos

DSC01035José Antonio Hernández Ramírez/eje19

Nezahualcóyotl, Méx, 23 de enero de 2017.- Industriales de la masa y la tortilla signaron un acuerdo para impedir que el costo del producto se incremente aún más de lo que ha subido, por lo cual acordaron junto con empresarios gaseros y de energía eléctrica poder bajar o mantener los precios de los insumos, así como apoyarlos en la adquisición de generadores de energías limpias.

Así lo acordaron Lorenzo Mejía, presidente de la Unión Nacional de Industriales y Tortillerías A. C. (UNIMTAC), Héctor Castellanos Alonzo, representante de Integradora Nacional de la Cadena Maíz Tortilla A. C. (INCAMAC), Fernando Peón Escalante, integrante de Desarrollo Energético Renovable (DENER) quienes abundaron y gaseros, entre otros quienes signaron el acuerdo en espera de que las autoridades federales, estatales y municipales lo respalden.

Castellanos Alonso aseguró que mantienen en bodegas alrededor de 8 mil toneladas de maíz a un costo de 4600 por tonelada para ser distribuidas entre los molineros, cuando el precio en el mercado está por arriba de los 5 mil pesos por tonelada: mientras los gaseros respetaran un 15 por ciento más bajo del costo promedio en el mercado del combustible.

En tanto DENER asegura que en el país hay varias empresas privadas que ya utilizan plantas propias para generar energía limpia, con lo cual dejarían de utilizar la luz de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y con esta acción se reducirán más los costos en la producción de la masa y la tortilla.

Es necesario que los industriales de la masa y la tortilla adquieran el producto (Maíz) directo de los campesinos para evitar el intermediarismo que es el principal factor que hace que el precio de este artículo de primera necesidad aumente de precio, para lo cual se busca a los campesinos desde su lugar de siembra para adquirir el maíz a buen precio.

Destacaron que desde el año 1999 el precio de la tortilla dejo de recibir un subsidio por lo cual se podría vender a altos costos, sin embargo los industriales de la masa y la tortilla decidieron mantener un precio bajo para evitar alzas en los costos; sin embargo hay una competencia desleal donde grupos políticos expenden el precio de la tortilla hasta en 5.99 pesos por kilogramo, al parecer son aquellos que tienen locales donde no pagan impuestos, renta, se roban la energía eléctrica y más que hace que bajen el precio del producto.

Para finalizar comentaron que cada año una persona consume entre 80 a 90 kilógramos de tortilla y la mayor parte del producto se consume en la Ciudad de México y su Zona Metropolitana, por lo cual es donde hay una competitividad entre todos los productores que buscan acaparar a los consumidores.