Inicia Coprisem Operativo de Cuaresma

descarga (1)Reporte/eje19

Zinacantepec, Méx, 26 de febrero de 2015.- Para salvaguardar la salud de los mexiquenses durante esta temporada de cuaresma, la Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios del Estado de México (Coprisem) inició el operativo “Ponte trucho para no pescar infecciones gastrointestinales”, con el que supervisará a
establecimientos donde se comercialicen productos del mar.

El titular de la Coprisem, Fernando Díaz Juárez, informó que durante los meses de marzo y abril se trabajará a través de las 18 jurisdicciones sanitarias de la entidad, con más de 300 verificadores sanitarios que harán la labor de fomento y tomas de muestreo en alrededor de 3 mil negocios donde vendan pescados y mariscos crudos y
cocinados.

“La mayoría los mexiquenses son de religión católica, por lo que guarda la vigilia y el consumo de productos del mar se incrementa de manera exponencial. Debemos asegurarnos que la refrigeración no se interrumpa, tienen que estar por lo menos a siete grados bajo cero y una vez descongelados para su venta deben ser preparados de manera inmediata”, comentó.

Durante una visita al mercado de San Luis Mextepec en este municipio, Díaz Juárez constató la labor de fomento que realizan los verificadores sanitarios, en la que capacitan a los comerciantes en técnicas de manejo y garantizan una cadena de enfriamiento adecuado.

“Las personas que vendan pescados y mariscos lo deben de hacer de manera higiénica, para evitar problemas gastrointestinales y de intoxicación por la ingesta de estos en mal estado”, dijo.

Explicó que en caso de detectar algún indicio de que el producto no esté en condiciones para el consumo humano, se toman muestras para enviarlas al laboratorio estatal para su análisis y poder actuar en consecuencia.

“Durante este recorrido tomamos 10 muestras de manera aleatoria en establecimientos. Se toman tres, una para enviarla al laboratorio estatal y dos se las quedan los dueños del lugar para que ellos lo manden a uno privado, si se detecta alguna anomalía regresamos a ese establecimiento para imponer las medidas de seguridad correspondientes”, detalló.

El comisionado estatal recordó que existen algunos aspectos básicos para saber si los pescados y mariscos está en buenas condiciones, que la piel del pescado esté firme, no tenga los ojos opacos o hundidos, que no se esté escamando; en el caso de crustáceos que no estén abiertas las conchas de los mismos.

Por ello, exhortó a los mexiquenses a denunciar ante la Coprisem cualquier irregularidad que noten a la hora de comprar los productos pesqueros y también si consumen en algún restaurante que les hagan daño para que se investigue la causa y tomar las medidas necesarias.

Recordó que durante el 2014 se suspendieron 12 negocios de pescados y mariscos, por no contar con las medidas de higiene necesarias para su comercialización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.