Observando / Mexiquenses sin agua por carecer de redes en sus colonias

pepe toño

Por: Pepe Toño

La carencia de redes abastecedoras, fugas en la red principal y secundaria y la carencia de pozos son el principal factor de que más de un millón y 600 mil habitantes del estado de México carezcan de agua potable en sus viviendas. Hay colonias completas que no tienen tuberías para dotarlos del vital líquido, otras comunidades reciben el producto vital por horas y otros por días, es decir se necesita tandear el agua para poder abastecer de agua a los ciudadanos.

Es decir casi el 10 por ciento de los casi 17 millones de habitantes que viven en el estado de México carecen del agua en sus viviendas, si al número de habitantes se les suman aquellos que sólo reciben el agua una vez a la semana o por horas el número de afectados incrementaría hasta en otro 10 por ciento. La mayor parte de los afectados viven en la zona oriente del estado de México en las partes altas de los municipios.

Ixtapaluca, La Paz, Chimalhuacán, Nezahualcóyotl, Chicoloapan, entre otros del oriente mexiquense se han visto afectados con el agua potable, por lo que se han visto en la necesidad de tener que adquirir el producto y poder tenerlo para las necesidades más prioritarias como es el aseo y alimentación.

En La Paz, la colonia Paxia carece de redes, mientras que en las comunidades como 20 de Mayo, Libertad, Tecomatlán y otros reciben el agua sólo una vez por semana lo que hace que los habitantes tengan que “guardar” el vital líquido en tambos, botes, cubetas o cualquier otro recipiente para poder obtener el agua y así tener para el consumo humano o para preparar los alimentos al día.

Mientras más de un millón de habitantes en la entidad mexiquense carecen del vital líquido, hay empresas que obtienen permisos para poder perforar pozos y así obtener el líquido a su “antojo”, entre estas empresa están las papeleras, refresqueras, cerveceras, purificadoras, entre otras que han obtenido permisos a nivel federal para poder explotar los manantiales.

El estado de México recibe el agua a través de las cuencas hidrológicas que están en su territorio como son El Lerma, Balsas y la del Valle de México; así como de pozos y otras fuentes que surten del vital líquido a la zona centro. Estos afluentes terminaran en alguna ocasión y ya no podrán dotar del agua a los millones de habitantes, por lo cual se requiere de buscar otras fuentes que ya no hay en la entidad mexiquense.

Para esta temporada de estiaje que se avecina los ciudadanos deberán buscar una forma de poder cuidar y guardar el agua, ya que mientras millones de ciudadanos no tienen agua otros la desperdician y otra parte se tira con las fugas que tienen las redes distribuidoras que tienen décadas de prestar el servicio y no han sido cambiadas o recibido un mantenimiento adecuado por estar enterradas.