Opinión: El Jitomatazo

IMG_20170123_134701Por Juan Lázaro Santiago

El jitomatazo contra el legislador César Camacho Quiroz, simbólicamente fue contra Enrique Peña Nieto, así como para todos los diputados y senadores que aprobaron la Reforma Energética y la liberación de las gasolinas.

Y en las urnas, ese jitomatazo se puede convertir en un voto en contra del PRI y sus candidatos, en las elecciones del estado de México, Coahuila y Nayarit.

El gobierno de Enrique Peña Nieto golpeó la economía de las familias del país, por priviligiar los multi negocios millonarios con empresas trasnacionales y el incremento en las gasolinas fue una de las consecuencias, aunque los funcionarios públicos federales digan lo contrario.

En todo el país se hacen manifestaciones, bloqueos y pronunciaciones en contra del incremento de los combustibles, pero Peña Nieto sigue en su burbuja sin darse cuenta del enorme daño económico que le hizo a millones de familias, a empresas y a inversionistas.

El golpe en la economía familiar fue demoledor, sin posibilidad de reparar el daño, sin salida para millones de electores.

Así que el único desfogue que puede encontrar el electorado es votar en contra del PRI en las urnas en los próximos procesos electorales.

Tan solo en el estado de México, sí el PRI llega a imponer al diputado federal de su partido, Alfredo del Mazo Maza o a la ex senadora, Ana Lilia Herrera, el voto sería en contra,  porque representan el gasolinazo y la aprobación de la Reforma Energética.

Por ello, andan por ahí Ricardo Aguilar Castillo, ex líder del PRI en el estado de México, promoviéndose para que Peña Nieto y su partido, pueda postular a un hombre que no esté ligado con la actual crisis económica en las familias del país.

Preferible que en estos momentos los priistas como César Camacho Quiroz reciban unos jitomatazos que en las urnas un repudio total por el electorado.

Se sabe bien, que el PRI tiene una de las estructuras más sólidas del país y en el estado de México no es la excepción -tierra de Enrique Peña Nieto y Eruviel Ávila Villegas-, pero un gasolinazo no lo aguanta cualquiera y el pueblo mexicano y mexiquense, está cansado de pagar los platos rotos.

La geografía política del país puede cambiar a partir del 2017 en el estado de México, donde las encuestas arrojan un crecimiento desmesurado a favor del partido Morena y su aspirante a la gubernatura, Delfina Gómez Álvarez, este 23 de enero, en inicio de su pre campaña, vaticinó: “hay que decirle adiós al PRI”

Pero también el PAN “revivió” a Josefina Vázquez Mota, para que se lance como candidata a la gubernatura, ya que es la mejor posicionada en las encuestas, aunque hay que reconocer que es porque fue candidata a la presidencia de la República.

Sin embargo, las cartas se barajean hasta el último momento para lograr una alianza o bloque que consolide un triunfo contundente contra el PRI y su candidato.

El PRD teje una alianza con partidos de izquierda pero no le alcanza con el Partido del Trabajo y Movimiento Ciudadano. Necesita de Morena, pero López Obrador, ya montó a Delfina en la pre campaña para “comerse el pastel solito”. Pero si todos los partidos de izquierda fueran juntos, entonces en el estado de México, sí habría un verdadero cambio y se cumpliría lo dicho por Delfina: “Hay que decirle adiós al PRI”