Opinión: Otro Agrónomo quiere gobernar Texcoco

image1Juan Lázaro Santiago/reporterosenmovimiento 

Jesús Martín Cuanalo Araujo, no cabe duda, es un experto en el sector forestal Mexicano, egresado de la Universidad Autónoma Chapingo (Uach) de la generación 1997, y ahora, aspira a ser candidato del PRI a la presidencia municipal de Texcoco.

Es el tercer agrónomo chapinguero que se lanza a la arena texocana a tratar de cultivar a su favor una preferencia electoral; el primero fue Amado Acosta García, originario del norte del país, que logró ganar la alcaldía en la elección en el 2009, arrebatándole el poder al PRD y a Constanzo de la Vega Membrillo.

Sin embargo, su gobierno fue gris y uno de los más pésimos en Texcoco, por ello, en la elección siguiente, Delfina Gómez Álvarez, una simple maestra de primaria, con la bandera del partido naranja, le quita el triunfo al PRI y al poderoso Manuel Cadena, padrino de Amado Acosta.

En la elección del 2015, entra como estrella fugaz, él también egresado de la UACh, Brasil Acosta, chon la poderosa maquinaria de Antorcha y sus millones de pesos para comprar votos y voluntades.

Pero el electorado lo rechazó e hizo que tronara su maquinaria electoral. Ahora, Brasil Acosta ya no lo va a volver a intentar, ya que sabe que volvería a fracasar, así que su organización política lo llevará a la cámara de diputados o algo mucho mejor.

En este tercer intento de un un egresado de Chapingo, está Jesús Martín Cuanalo Araujo, que primero debe de convencer al PRI de que le esa oportunidad.

Él no es nacido en Texcoco, su cuna es Cuernavaca Morelos, pero desde hace más de 20 años radica en ese lugar aún provincial.

Es hijo de don Porfirio Cuanalo, nacido en Huejotzingo, Puebla, en 1916, que estudió en la antigua Escuela Nacional de Agricultura, de formación militarizada, hoy conocido como la UACh.

Don Porfirio egresó como ingeniero agrónomo especialista en bosques, de ahí la herencia que le dejó a sus hijos Jesús Martín y Luis Porfirio Cuanalo Araujo.

Jesús Martín, como su padre, ama el bosque y conoce a fondo el problema forestal en nuestro país, tal vez también de su padre heredó la disciplina férrea y fijarse objetivos.

Desde el año pasado, a Jesús Martín le nació la idea de gobernar Texcoco, que hoy está en poder de Morena, pero su camino es difícil porque tiene obstáculos en el mismo PRI, ya que los actuales líderes no lo aceptan como parte de su estructura política.

Otro problema al que se enfrenta es que no es muy conocido en las comunidades texcocanas, donde ya pasó Brasil Acosta, hace tres años y en las urnas lo rechazaron.

Además, no se puede ser candidato de “bote pronto” ya que necesita tener arraigo entre los pueblos de Texcoco. Apenas en diciembre,  tuvo una reunión privada con algunos sectores de la sociedad texcocana y como todo aspirante, realiza eventos en los pueblos para darse a conocer, pero el tiempo político lo apremia.

Su aspiración es como ciudadano, similar a la línea de Meave, el precandidato del PRI a la presidencia de la República Mexicana; esperemos que la suerte lo acompañe en la decisión final del consejo político estatal del tricolor.

Su perfil de experto forestal le ayuda, su trabajo como empresario también. Su imagen es fresca y tiene mucho porvenir en el terreno de la política. Sí logra pasar los filtros del PRI pronto lo veremos “placear” por los pueblos de Texcoco, buscando el voto a su favor para el primer domingo de julio.

PARA EL ARCHIVO…

Sí el PRI Edomex le favorece se tendrá que enfrentar a la maquinaria de Morena, cuya candidata a la presidencia municipal será la actual diputada Sandra Falcón y al candidato que designe la coalición PRD, PAN y MC.

El hermano de Jesús Martín, Luis Porfirio, es dueño del periódico Supremo, un medio de comunicación bien posicionado en los puestos de revistas y en internet; es una ventaja que pocos logran tener para penetrar en el electorado texcocano.

Asimismo, tiene un equipo de prensa aunque por su misma inexperiencia comete errores como la de segregar a los reporteros texcocanos, y bloquear a varios de ellos para que no sepan o hace el aspirante Jesús Martín.

Además, ¿a poco Jesús Martín le tiene miedo a la prensa? Porqué a los reporteros que invita a sus conferencias de prensa les da un cuestionario para que se le pregunte solo lo que a él le convenga? De quién fue esa absurda idea?

Es cierto, el carácter de Jesús Martín Cuanalo Araujo es muy especial, pero sí se mete a la política, lo primero que debe buscar es ser sensible ante los diferentes sectores sociales y tener una piel dura ante los cuestionamientos.

Pero en fin, sí el PRI lo favorece lo veremos en acción por las calles de Texcoco, municipio que aún se puede disfrutar como una de las bellas provincias mexiquenses.

Por cierto, el senador del PRD, Luis Sánchez Jiménez, pretende regresar a gobernar el municipio de Nezahualcóyotl y se tendrá que enfrentar a Juan Hugo de la Rosa García, que quiere reelegirse como alcalde de esa ciudad cuyo color es amarillo.

Ambos pertenecen al grupo de ADN y son amigos de muchas décadas de Héctor Miguel Bautista López.

Selina Trujillo Arizmendi, una mujer de izquierda y que militó en el PRD edomex desde muy chica, es un claro ejemplo de congruencia política. Cómo ella hay muchos que aún siguen en el Partido del sol azteca, pero aunque no renuncien a su militancia, el primer domingo de julio su voto no será para Ricardo Anaya.

Selina, agrupada en el equipo de René Bejarano, decidió irse a Morena, siguiendo sus ideales de izquierda. Cuántos más dejaran al PRD mexiquense? Dicen que 50 mil en esta última etapa con Selina y el grupo de Bejarano.