Recuerdo a Mandela

mandelabnPor: Jorge Treviño

En el año de 1987 acudí a la Habana Cuba  para participar en el Congreso de la Unión  Internacional de  Estudiantes UIE, forme parte de los delegados mexicanos a esa cumbre mundial  estudiantil.

Allí contactamos con algunos de los coordinadores del Comité Internacional Por la Libertad de Nelson Mandela, platicamos y nos trajimos el compromiso de conformar el Comité Mexicano Por la Libertad  de Mandela.

Al regresar a nuestro país iniciamos la promoción de la causa para lograr la libertad del presidente del Congreso Nacional Africano quien se encontraba en prisión desde el 11 de junio de 1964, fueron tres años de divulgación de la causa la cual era poco conocida en México, se difundía más el movimiento democrático y por los derechos humanos del pueblo sudafricano en países del desaparecido bloque socialista. Incluso en algunos países con gobierno de corte capitalista estaba proscrito.

En el otoño de 1989 surgió la idea de imprimir y distribuir algunos carteles para impulsar más el movimiento para la liberación de Mandela, pedí lo diseñara a Fray Armando Villar Hernández, amigo solidario creador de una gran cantidad de carteles y promocionales  para la lucha estudiantil en el Distrito Federal durante las décadas de los ochenta y noventas.

El Fraile hizo el diseño pero no teníamos recursos para su impresión, la leyenda en el cartel exigía: Nelson Mandela “LIBERTAD”, pero llegó 1990 y el 11 de febrero de ese año  “Madiba” como lo conoce su pueblo fue liberado abandonando la prisión de Robben Island.

Ya teníamos el papel y el negativo pero no teníamos dinero para la imprenta, ese negativo ya no serviría pues era para un cartel que pedía la libertad de Nelson quien ya había sido liberado, entonces Fray Armando Villar corto con una navaja el acetato del negativo quitó la exigencia de liberación y le inserto la palabra LIBRE con puntos suspensivos y así se edito y distribuyo entre el estudiantado mexicano.

Luego, no sé todavía porque, pero uno de los primeros países que Mandela visitó fue  México, en julio de 1991. Acudimos a saludarlo en una recepción que organizó la secretaría de relaciones exteriores en Tlatelolco, allí le saludamos y entregamos su cartel enmarcado, no vimos que se desprendiera durante todo el evento del afiche con su causa e imagen.

A su deceso hoy, Mandela no se fue, se queda para siempre con todos los que vivimos su tiempo, y todos los que vienen tienen un ejemplar referente defensor de los derechos humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.