Subsidios al 100% del ISN a las empresas que generen empleos para migrantes, propuso Javier Salinas

IMG_2578Reporte/eje19
Toluca, Méx, 30 de enero de 2017.- Javier Salinas, precandidato a la gubernatura por el Partido de la Revolución Democática (PRD), advirtió que no es momento de lamentaciones ante la inminente construcción del muro fronterizo con Estados Unidos o la deportación masiva de connacionales, sino de generar en lo inmediato empleos para quienes regresen, por lo que planteó como propuesta el subsidio al cien por ciento del impuesto sobre nómina (ISN) a las empresas que contraten migrantes.

La Secretaría de Gobernación y el Consejo Nacional de Población (Conapo), indicó, refieren que el Estado de México fue la novena entidad del país con más migración a la Unión Americana en 2015, con 28 mil 622 migrantes registrados en los consulados mexicanos.

Los principales municipios mexiquenses expulsores, conforme a las mismas bases de datos, son Nezahualcóyotl con 9.8 por ciento, Tejupilco con 9.2, Ecatepec con 6.9, Tlalnepantla con 6.6 y Tlatlaya con 4.6 por ciento.

El Anuario de Migración y Remesas 2016, dijo, refiere que el Estado de México es el cuarto receptor de remesas de los EUA con mil 560 millones de dólares (6.3 por ciento), mientras Ecatepec aparece entre los 20 principales municipios mexicanos receptores de remesas del país, en el lugar 17, con 161 millones de dólares.

Salinas Narvaéz dejó en claro que no podemos impedir que los norteamericanos deporten a nuestros paisanos que no cuentan con los documentos migratorios necesarios ni impedir que el presidente Donald Trump construya su muro o elimine el Tratado de Libre Comercio (TLC).

 “Lo que sí podemos y debemos, de hecho, debieron concretarlo desde hace mucho tiempo los gobiernos priistas, es crear las condiciones para que nuestros compatriotas no tengan que ir allá a buscar una mejor calidad de vida, arriesgando lo poco que tienen e incluso exponiéndose a la muerte”, destacó.

A estas alturas, enfatizó, las autoridades mexiquenses deberían estar ocupadas en generar empleos, abrir espacio a las nuevas generaciones de jóvenes que están listos para incorporarse a la economía, crear espacios para quienes no han logrado reinsertarse en un empleo formal y, por añadidura, para los miles de mexiquenses que regresarán por el efecto Trump y los que ya están aquí pero no podrán regresar allá.

Su propuesta, por tanto, radica en establecer estímulos fiscales, como la reducción del impuesto sobre nómina al cien por ciento, a las empresas que generen empleos formales con servicios de salud y aportaciones a su fondo de pensión a los connacionales.