Un ejemplar de jaguar pinto nació y crece en el Parque Ecológico de Zacango

20190203_155543Reporte/eje19

Calimaya, Méx, 3 de febrero de 2019.- El Parque Ecológico Zacango cuenta actualmente con 149 especies, de las cuales 40 por ciento son ejemplares rescatados como felinos, aves y reptiles.

El área médica del Parque les brinda los cuidados necesarios para su recuperación e integración a grupos de su misma especie.

Un factor importante para la conservación de especies de fauna silvestre es la reproducción y el área de Bienestar Animal de Zacango, por medio del Programa de Crianza Artificial para los ejemplares que nacen en sus instalaciones, busca cumplir con los procesos adecuados de alimentación, higiene y estimulación de conductas primarias que desarrollará cada animal durante toda su vida.

“Dentro de los objetivos de Crianza Artificial está llevar los procesos adecuados de alimentación, higiene, incluso también cuestiones conductuales que tienen que desarrollar cada animal durante toda su vida”, explicó María Cristina Matos, responsable de esta área del Parque Ecológico Zacango.

El 18 de agosto de 2018 nació Chaak en el Parque Ecológico Zacango, un ejemplar macho de jaguar pinto (Panthera onca), el cual pesó 815 gramos. Tras formar parte del programa de Crianza Artificial y haber cumplido con los protocolos de medicina preventiva, se considera hoy una cría saludable, completamente destetado y con un peso actual de 14 kilogramos.

El jaguar Chaak, como fue nombrado, es uno de tantos ejemplares de fauna que ha nacido bajo cuidado humano en las instalaciones del Parque Ecológico Zacango, factores como el ser mamás primerizas, una cría débil o ciertos índices climatológicos, pueden influir sobre la toma de decisiones de dejar al neonato con la madre o mantenerla con los cuidados necesarios en el área de Crianza Artificial.

“El proceso inicial de crianza artificial es laborioso porque los cuidados tienen que ser de 24 horas, el animal es alimentado cada dos o cada cuatro horas, todo el día, toda la noche, poco a poco se van incrementando los intervalos de alimentación, hasta lograr el destete completo del animal”, puntualizó María Cristina Matos.

Para el Parque Ecológico Zacango es fundamental tener a las especies en excelentes condiciones, es por ello que cumplir con los más altos estándares de calidad es la misión de todos los que forman parte de la gran la familia Zacango, que con cada nacimiento crece y aumenta la pasión por la conservación.

“Una vez que el animal ya no depende de nosotros para ser alimentado, es trasladado a otra zona; también tiene que haber cumplido con los protocolos de medicina preventiva y ahora sí ya es momento de llevarlo a otra zona”, refirió la Médico-veterinario zootecnista.

Con estas acciones, la Secretaría del Medio Ambiente, a través de la Comisión Estatal de Parques Naturales y de la Fauna, redobla el compromiso para la reproducción y cuidado de la fauna.